sábado, 11 de octubre de 2008

Frecuencia Cardiaca

Es indispensable conocer tu corazón, que es el órgano encargado de propiciar la circulación de la sangre por arterias (para el transporte de oxígeno y nutrientes) y venas (transporte de CO2 y desechos químicos). La forma de entenderlo es escuchándolo (por medio de un estetoscopio) o palpando su trabajo (pulsaciones), así conocerás el ritmo que tiene el corazón al bombear la sangre. La Frecuencia Cardiaca (F.C.) es el número de latidos del corazón o pulsaciones por unidad de tiempo.

El pulso puede tomarse antes de realizar alguna actividad, por ejemplo, cuando te levantas después de dormir (frecuencia cardiaca basal). Puedes hacerlo antes de iniciar la actividad física (frecuencia cardiaca en reposo). Para conocer de tu estado físico puedes tomar la frecuencia cardiaca o pulso inmediatamente después de finalizar la actividad (Frecuencia cardiaca posterior al esfuerzo). Conocer la frecuencia cardiaca en esfuerzo implica el uso de instrumentos que difícilmente puedes tener en tu escuela como un medidor de pulso cardiaco o monitor de frecuencia cardiaca que existen en el mercado, ya que hacerlo mediante la toma del pulso es más complicado.

Para la toma del pulso el cuerpo cuenta con diversos puntos:

· En la sien (temporal)

· En el cuello (carotídeo)

· Parte interna del brazo (humeral)

· En la muñeca (radial)

· Parte interna del pliegue del codo (cubital)

· En la ingle (femoral)

· En el dorso del pie (pedio)

· En la tetilla izquierda de bebes (pulso apical)


Para localizar las pulsaciones del corazón te recomendamos hacerlo en dos puntos de tu cuerpo: palpando la arteria radial en la muñeca (articulación radiocarpiana) o en la yugular en el cuello cerca del mentón.


Tomar el pulso es necesario para conocer el ritmo con el que trabaja el corazón, esto puede ser útil, por ejemplo cuando realizamos

La Carrera Continua