viernes, 10 de octubre de 2008

Conocimiento de mi mismo


La Reforma de la Educación Secundaria en México está en proceso, se han presentado distintos cambios, especialmente el abordar el aprendizaje y desarrollo de alumnos y docentes desde las "COMPETENCIAS". Desde estas se busca que el sujeto sea capaz de dar respuestas apropiadas, primordialmente en situaciones nuevas, para lo que se requiere, en la enseñanza aprendizaje, de los contenidos conceptuales, procedimentales y actitudinales.
En este espacio vamos a tratar algunos conceptos (contenidos conceptuales) básicos que es necesario conocer en el Primer grado de Secundaria, tanto por el Profesor de Educación Física como por el Alumno.

EL CONCEPTO DE SÍ MISMO: Es el conjunto de percepciones, ideas o teorías que el individuo posee acerca de sí mismo, y en cuya construcción intervienen los demás. Cuando se es adolescente surge una preocupación por el propio físico, especialmente por el atractivo corporal o la eficiencia física.
Autoconcepto es autoconocimiento, y engloba aspectos como autopercepción, memoria autobiográfica, juicios descriptivos y juicios evaluativos que la persona hace de sí misma y que surgen de la comparación con los demás y conforman la autoestima, convirtiéndose ambos elementos: autoconcepto y autoestima en conceptos complementarios que inciden uno
sobre el otro. Todo el contenido del autoconcepto incluye elementos cognitivos, afectivos y comportamentales (Marchago,1997) en consonancia con la edad.
En la adolescencia adquiere gran importancia el reconocimiento y aceptación por parte de los demás: compañeros/as, amigos/as, familia, fundamentalmente, lo cual ineludiblemente influye sobre su autoconcepto, y su autoestima y se refleja en los contenidos de ambos elementos, los cuales también van evolucionando a lo largo de la adolescencia, desde referencias a vínculos personales, principalmente referencias a amistades que tienen, a realizar descripciones más basadas en sentimientos personales (Harter,1998), y cuyo contenido será positivo o negativo en función de cuales hayan sido las experiencias experimentadas, así como de las relaciones positivas o negativas que establezcan con las personas significativas de su entorno (Marchago, 1997).

COMPETENCIA MOTRIZ: Es la capacidad del sujeto para dar sentido a su propia acción, orientarla y regular sus movimientos (conocimientos, saberes, saber), comprender los aspectos perceptivos y cognitivos de la producción y control de las respuestas motrices (Procedimientos, saber hacer) relacionándolas con los sentimientos que se tienen y añaden a las mismas (Actitudes y sentimientos, saber, relacionarse)y a la toma de conciencia de los que se sabe que se puede hacer y cómo es posible lograrlo (saber, conocimiento).
Una persona es competente cuando:




  • SABE QUÉ HACER

  • SABE CÓMO HACERLO

  • INTERPRETA CUÁNDO HACERLO

  • INTENTA Y DESEA LOGRALO

¿Cómo puedo saber si soy competente?



  • Cuando he aprendido a interpretar los problemas motrices, de movimiento planteados en la clase o en la vida cotidiana, es decir SÉ, CONOZCO.

  • Porque uso los recursos necesarios para responder adecuadamente, PUEDO HACERLO, SOY CAPAZ DE...

  • Porque puedo observar y realizar conductas que expresan la confianza y satisfacción por salir airoso del problema, tengo el DESEO y GUSTO por hacer algo.

CONOCER A UNA PERSONA O CONOCER A LOS DEMÁS:


Tener y mostrar un interés genuino por saber de alguien. Estar motivado a acercarnos a otros. También está la necesidad de lograr cononcer y de que nos conozcan.


El observar su apariencia, su comportamiento y su forma de hablar puede brindarnos bastante información, pero debemos tener cuidado con la percepción que nos formemos de otra persona, porque no podemos considerar que esto es todo en el conocimiento de los demás, además de que no basta relacionarse con alguien una vez, sino varias, especialemente si nos quedamos con la primera impresión.


Hablando de esto, la primera impersión, es un factor de mucho peso, porque tendemos a guardarla como algo primordial, y que se puede transformar, sin embargo ese proceso de cambio o reafirmación se dará conforme establezcamos diferentes encuentros y refuecen o cambien esa primera impersión.


Caemos en el uso de estereotipos, de razgos dominantes, por ejemplo, si alguien usa un fleco largo y que le cubre gran parte del rostro lo denominamos como un "emo", pero si tiene el cabello formando puntas seguramente lo catalogaremos como un punk o si esa persona viste de negro diremos que es un darketo. Es hablar de estereotipos, que pueden ser una guía, pero no un determinante único en el conocimiento de los demás.


La imagen que tenemos de los demás estará influida por el grupo en el cual estamos relacionándonos cotidianamente. Así, para algunos ser "fresa" es ocupar una posición social donde se tiene acceso a ciertos círculos sociales, actividades, objetos de determinado costo, hablar con algún tono, etc. Para otros ser "fresa" significa ser un soñador, un despreocupado. etc.